Zumba!!

Estándar
No sé si las personas que estén leyendo esto hayan tenido la oportunidad de acudir a una clase de Zumba. Bueno, yo en México fui en un par de ocasiones y me pareció un ejercicio por demás divertido y efectivo, sin embargo, mi estado de huevonería inagotable, me impidió seguir asistiendo a las tan dinámicas clases.


Cuando cordialmente me invitaron a participar en la clase de Zumba en este punto de la Tierra (Miami, pues), imaginé algo parecido a lo de México. Bueno queridas amistades, nunca en mi vida pensé que lo que estaba por hacer iba a ser la actividad aeróbica más ruda de mi vida (digo… eso no está taaaaan difícil, considerando que no he movido NUNCA un dedo jajajajaja). 

Cuando entró el instructor al estudio (localizado, naturalmente, en la calle 8), me llamó la atención la seguridad y la altivez con las que «partió plaza» (y francamente también el hecho de que portase unos de lentes de aviador a las 6:30 de la tarde jajajaja… pero pues «Miami, mami»); la verdad es que me dejé llevar por mi «haterismo» y como que me empezaron a dar ganas de ir al baño…. pero de mi casa jajajaja y salir corriendo de dicho lugar. Pero me aguanté y decidí darle al shaparrito, que se dirigía al fondo del inmueble sin mirar a los comensales, el beneficio de la duda.

A las 6:30 pm en punto arrancaron Pitbull y Jlo y con ellos se llevaron mi respiración, yo obviamente me puse en la última esquina del estudio a fin de pasar desapercibida y ver toda la acción a detalle, pero he de reconocer que cuando empezó a bailar el profe mis ojos no lo podían creer ¡qué manera de bailar! No, no es mito lo del baile de los cubanos, ¡están fuera de control! (todos menos mi santo padre, al parecer jajajajaja). Antes de continuar, me gustaría aclarar que siempre he considerado que, aunque no soy niguna Shakira, me defiendo lo suficiente como para bailotear en los eventos sociales….. bueno… al parecer lo tengo que dejar de hacer pero ayer jajajaja porque definitivamente no tengo ni las más mínima idea de lo que significa bailar #FML

La concurrencia estaba MUY variada, estaba desde la novia del instructor (con un cuerpo de impacto – apparently Zumba does pay off), pasando por un grupo de entusiastas señoras mayores, hasta unas cuántas adolescentes perversas que OBVIAMENTE bailaban impresionante. La ventaja de esto es que, a pesar de lo que creía, no pasé tanta pena ejercitándome (además de que varias estábamos haciendo exactamente el mismo ridículo jajajaja) y encima la pasé ¡BOMBA!

No había terminado el remix de JLo (o sea más o menos 3 minutos después) y yo sentía literalmente que la Virgen me hablaba. Para no hacerles el cuento largo, al minuto 40 tuve que sentarme, al 50 vaciarme un termo de agua encima y finalmente al 60 tirarme al piso a casi vomitar, si todo esto lo produjeron los movimientos de cadera del señor instructor. Así que amigas lectoras en México, aunque las lecciones impartidas por instructores allá pues honestamente no tienen NADA que ver con esta joya (lo siento, hermanas), igualmente les recomiendo de corazón que si pueden vayan a practicar este tipo de ejercicio, les garantizo que la pasarán bomba, podrán reconectarse con sus raíces latinas y además quemarán una cantidad importante de calorías, yo en cuanto se recupere mi rodilla (o mi espíritu, más bien jajajaja) de tal impacto, sin duda volveré a encontrarme con Patrick Swayze de la calle 8… #yasearmó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s