Archivos Mensuales: octubre 2012

Ligues de Antro

Estándar

Un tema complejo para mi, son los ligues de antro. Ni modo, se me enrolla el rebozo, se me pierde el cerro, se me enreda la trenza, o como le quieran llamar, la realidad es que me MUERO de pena. Sin embargo, esta no es razón para que cuando vienen a visitarme amistades que, al igual que yo, se encuentran en un estado de soltería perenne, aprovechemos para comportamos como muchachas sin patrón y recorramos todos los antros, after hours, pool parties, strip clubs, etc de la Florida (repitan conmigo: exageré, exageré, exageré) No, la verdad es que tampoco es pa’ tanto, simplemente echamos más relajo de lo normal, y solemos reír sin parar.

Bueno pues, dicho esto, la experiencia vivida en el Mango’s Café (los invito a googolear) de este fin de semana, se hizo acreedora a un blog. Antes que nada, les platico un poco sobre este lugar, es un antrillo de Miami Beach en el que hay diferentes shows (unos armados y otros involuntarios), cubanos por doquier, bailes mucho muy candentes, escarolas, lentejuela, brillantina y desde luego, MUCHA diversión.  Por esta razón decidí llevar a mis amistades ahí el viernes por la noche. Como era de esperarse, al calor de las copas, contoneos y demás música latina, empezaron a llegar un sinfín de caballeros a querer bailar con nuestras amigables personas. Cualquiera que me conozca, sabe que este tipo de situaciones me ponen MUY nerviosa.  Algunas de mis amistades se animaron, otras no y yo finalmente, tras haber inventado 2 esposos, 3 hijos,  y varias enfermedades incurables, decidí relajarme y hacer caso a la infalible frase “no tienes nada que perder” y darle la oportunidad al primo hermano de AB Quintanilla (hermano de Selena) de bailar con mi renuente ser (puedo ver la cara de espanto de mi madre a millones de kilómetros de distancia)

Bueno pues, AB resultó un excelente bailarín, me platicó de su negocio, me enseñó una foto de su camioneta Lobo “pimpeada” y me invitó un par de tragos, mismos que le agradecí infinitamente.

A lo que voy con esta historia, es a que la verdad solemos, o por lo menos suelo, darle demasiada importancia a la gente que te llega a tirar la onda en el antro. Aunque el Señor Ruben (pronunciado en Inglés, obvio) está lejos de ser el hombre que me lleve de la mano al altar, la verdad es que hizo que pasara un rato agradable (especialmente cuando al día siguiente recibí una foto suya al volante, acompañada del siguiente texto: “para que mami no extrañe a papi”…. Alegrando, desde entonces, a toda aquella persona que ha escuchado la historia)

En fin, esto me hizo darme cuenta de la importancia de tener una buena actitud (gracias amiga Gurú), y de ser una persona más relajada y alivianada en la vida. Creo que últimamente he aprendido varias lecciones en cuanto a este tema se refiere, sólo espero que el que siga no se parezca a Cruz Martínez porque entonces si, tendré que empezar a hacerle caso a las señales que me está mandando Nuestro Señor y rifármela con un papi tatuado y vidrios polarizados…. Damn!!

Se despide,

Pelito, la Mami…. (ahora si, de manera oficial)

Anuncios