La Hija del Yeti

Estándar

Después de una larga pausa, he vuelto a escribir. Para esta ocasión, decidí enfocar mi últimamente distraído ser en la experiencia vivida en la cima de la montaña de Beaver Creek hace un par de meses.

Cuando mi muy atento hermano me invitó a vacacionar unos días en el famosísimo Vail “de toda la vida”, mi emoción fue tal que olvidé por completo que en “Vail, gooey” (si, se le añade la palabra guey en cada mención) no solamente se comen pizzas, se chapotea en un jacuzzi y se va al boliche, sino que también se practica, durante el invierno, un deporte 100% desconocido para mi…  el ski (BRUJA!)

Algo importante que hay que aclarar, es que toda la vida me he caracterizado por ser una persona mucho muy pasiva (en cuanto a actividades físicas se refiere). Para mi, el plan ideal se compone de: compañía, comodidad, alimento y desde luego, televisión. No se si esto lo haya hurtado o heredado pero es una realidad que no puedo negar,  sin embargo, cuando entendí que iría a un lugar en el que tendría que esquiar a fuerza, la verdad es que SI me emocioné e inmediatamente me di a la tarea de comprar ropa apropiada para la ocasión (valdría la pena escribir otro blog sobre mi experiencia comprando dichos accesorios en Miami… damn!)

Después de una travesía bastante larga y un viaje algo cansado, tengo que reconocer que cuando llegué al hogar que nos albergaría por unos dìas, casi me muero de la felicidad. De verdad me quedé muy impresionada, no solamente con el lugar, si no con el fenómeno de la naturaleza que es la nieve (si, 26 años me tomó darme cuenta de esto).

En fin, los primeros tres días fui suscrita de manera involuntaria al ski school, en donde me encargué de dejar la dignidad, acompañada claro, de una cantidad importante de neuronas. Cuando me gradué del ski school, le participé a mis familiares que la experiencia me había gustado, que agradecía su interés en mi aprendizaje pero que con esos tres días, yo ya había tenido suficiente con el tema de la esquiada. Desde luego que mi obstinado hermano hizo caso omiso a mi comentario y me convenció de subir una vez más…. Digamos que la expresión: no hay 5to malo, tomó todo un nuevo significado.

Pasó lo que tenía que pasar, y por supuesto perdí TODO el control en algún punto de la travesía: lloré, le menté la madre (que es la mía) a mi pobre hermano, “atropellé” a mi siempre iluminada y paciente cuñada, maldije unas mil doscientas sesenta y tres veces, aventé los skies, insulté al clero, profané la memoria de mis antepasados y finalmente terminé pidiendo disculpas públicas a todo aquel que presenció la desagradable aparición de la hija del Yeti a media montaña (perdón otra vez).

Fuera de este momento gris en mi ser, la verdad es que el viaje estuvo inmejorable, ha sido uno de los más increíbles que he hecho en mi vida, no sólo porque finalmente conocí “Vail gooey” sino porque una vez más confirmé lo afortunada que soy de tener una familia tan increíble como la mía. Pero eso si les digo, a mi NO ME VUELVEN A TREPAR A LA MONTAÑA, a mi por favor me dejan abajo, echando vinos y admirando a los esquiadores #hedicho.

Anuncios

»

  1. Ya era hora que escribieras de tu experiencia en la nieve. Espero no haber influido en tu persona, (así como no influí en tu gusto por los nopales o el aguacate), pero, como bien sabes, yo fui una vez a Aspen cuando era guapa, flaca, de buen humor y joven, tan joven que tú no estabas mas que en mi pensamiento, y lloré de igual manera. Nunca pude dominar ni la silla para subirse a la montaña, ya que cada vez que trataba de bajarme, causaba un alud.
    En fin, me hiciste reír mucho y no desesperes, tendremos que buscar otro deporte que sí nos satisfaga. (sí tuuuu)) Besos

  2. Mami definitivo techas conmigo a mexico jajajajajajajjajajajaja reí como nunca como diría meche no dejes tus sueńos jajajjajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s